divulgaciónopinión

Hoy, Día Mundial de la Bicicleta, hablaremos de Pan ;)

Pan y bicicletas: un tándem exquisito.

Ciudades para la gente: una herramienta para el futuro - Ciudadsi

Hoy, 3 de junio, Día Mundial de la Bicicleta, celebraremos este hecho hablando de pan. Sí, de pan. Porque aunque no lo parezca, el pan y la bicicleta comparten algunos fundamentos clave que pueden conseguir que seamos un poquito más felices.

Hoy hace 11 semanas, 80 días para ser exactos, que arrancó el confinamiento, el mismo tiempo que llevo haciendo pan para mi casa. Lo que empezó siendo una necesidad para evitar las salidas a la calle, se ha convertido en una pasión que se refuerza día a día a medida que devoro más y más libros sobre el tema, mejoro mis conocimientos y técnica y obtengo mejores resultados. Los primeros panes no hacían honor a su nombre, pero los últimos empiezan a tener cierto fundamento.

Un estudio detallado del flujo de personas en la ciudad revela que ...

Hacer pan es «sencillo», pero, como hacer vino, la tarea se puede complicar hasta el infinito y más. Sin duda, una cosa es cubrir la necesidad, “salvar el expediente” a nivel casero, y otra muy distinta controlar una profesión que contiene muchísimas variables…. Hablamos de un alimento con una historia de más de 14000 años de antigüedad.

En toda la cadena de producción intervienen múltiples factores. Desde el tipo de suelo, el clima, el cultivo y recolección, la molienda del grano y todo el proceso de elaboración, controlando las fermentaciones, los tiempos, la temperatura, la humedad…, hasta la presentación final. Estamos ante todo un mundo de matices y detalles de los que depende el resultado final. Es un proceso que merece todo mi respeto y admiración, más ahora que empiezo a vislumbrar todos los valores que encierra. Un documental muy interesante sobre todo esto es Cooked, basado en el libro homónimo de Michael Pollan, que encontrarás con 4 capítulos en Netflix, siendo el tercero de ellos, “Aire”, el que dedica al Pan.

Estamos ante un alimento que, producto de la especulación y las prisas, se ha desvalorizado, aunque los grandísimos panaderos que están saliendo en los últimos tiempos se están encontrando unas mejores condiciones para desarrollar su trabajo y un mercado que empieza a valorar un producto bien elaborado y sano. En Alemania valoran mucho el pan, pero en España, a pesar de la riqueza panera que tenemos, nos queda mucho que andar. La clave, como en muchas ocasiones, está en la formación reglada y de calidad de estos profesionales, que en Alemania y Francia cuidan con esmero y aquí aún está despegando.

La calidad nutricional, el sabor, el olor, la durabilidad, la satisfacción de saber que estás comiendo algo hecho con calma, que sabes que contiene sólo harina, agua y sal…, todo eso se está empezando a poner en valor. Por contra, la mayoría del pan que compramos es un producto derivado de las prisas, por eso ni sabe, ni huele, ni dura, ni nutre. El pan que estoy haciendo yo, que soy un aprendiz y lo hago con unos medios caseros, huele y sabe de maravilla, dura unos 3-4 días en perfectas condiciones y al quinto o sexto aún lo podemos comer como tostada y sigue resultando estupendo, nos resulta muy digestivo y, encima, utilizo mucho la espelta integral que tiene un índice glucémico bajo, lo que viene genial a mi dieta.

El problema de muchas panaderías es que se han industrializado en exceso y han dejado de respetar los tiempos que el pan requiere. Son esas prisas, que todo lo absorben, las que cada vez más advierto que están detrás de muchos de los problemas que nos ocupan y preocupan. Por eso, entre otras muchas y poderosas razones, también me gusta moverme en bicicleta, porque me aporta toda la calma que el coche me quita, y por eso subrayo que el pan y la bicicleta se alimentan del mismo fundamento. El pan y la bicicleta «comparten la misma masa madre”. Yo lo llamo Calma Tensa.

Ambas actividades, salvando que, obviamente, se trata de cosas distintas, que yo he querido unir hoy para hacerles un guiño a ambas, me ofrecen un reencuentro con las cosas auténticas, tranquilas, humanas, que quería poner en valor hoy, 3 de junio, Días Mundial de la Bicicleta. La bici como vehículo cotidiano también ha sufrido y está sufriendo por la especulación y las prisas que antes señalaba para el pan. Otro factor más que une a ambos en la lucha por poner en valor vivir con más calma.

Si te animas a hacer pan, algunas referencias imprescindibles las tienes en estos panaderos: @ibanyarza, @J_Morera, Sergio Álvarez de @LABEKOOKINDEGIA, Guillermo Moscoso de @pandamoa, por destacar algunos de diferentes comunidades autónomas. Por cierto, tengo entendido que Iban Yarza es también un enamorado de las bicis.

Hay miles de vídeos al respecto en las redes, pero, un consejo: huye de los que se vendan con eslóganes como «pan ya», «Pan en pocos minutos», «haz pan en casa en un santiamén» o similares. Son oportunistas que aprovechan el tirón, pero sólo aportan más ruido y un mal producto, un ruido que se aleja de todos esos valores que he intentado transmitir aquí.

Aún no he descubierto a nadie de Lanzarote que tenga una panadería con estos fundamentos. Quizás me equivoque, pero creo que las pocas panaderías basadas en fermentaciones lentas y en buscar un producto nutricional de calidad son de gente que ha venido de fuera. Esta riqueza que nos llega de otras latitudes es de agradecer, sin duda, porque aportan valor a nuestra sociedad, pero se hecha de menos que jóvenes de aquí se animen a emprender en un sector tan bonito e interesante. El mercado está ahí, esperando productos de calidad, pero por estas tierras parece aún poco explorado.

Si ya sabes hacer pan o te estás iniciando, convendrás conmigo que montar en bici es muchíiiiiiiisimo más sencillo. Para esto último, simplemente hazte con una bicicleta y proponte resolver con ella algunas de las tareas diarias que antes resolvías en coche. Si lo pruebas, como el buen pan, ya no querrás otra cosa.

Para terminar, si conoces panaderías o panaderos de Lanzarote y La Graciosa que sepas que están haciendo un muy buen producto, trabajando con largas fermentaciones y, en definitiva, con esos fundamentos a los que me he referido, y quieres darlos a conocer, no dudes en enviarnos un correo a contacto@bicilanzarote.com. Actualizaremos esta entrada con las referencias que nos lleguen.

Leave a Reply